Cuando se trata de elegir nuevos sistemas de pisos para uso industrial los epóxicos se destacan de otras opciones de pisos por muchas razones.

Los pisos epóxicos son muy duraderos, personalizables, sostenibles, decorativos y hechos para cualquier superficie. Lo que más atrae de los pisos epóxicos es su resistencia a los altos niveles de desgaste, lo que lo convierte en la opción de pisos más duradera.

Un aspecto principal del recubrimiento epóxico es que es químicamente distinto de las pinturas para pisos comunes. Estos pisos consisten en un sistema de dos partes: una combinación de resinas poliméricas y endurecedores, muy similar al pegamento.

Cuando se mezclan correctamente, la resina epoxídica y el endurecedor reaccionan entre sí, lo que da como resultado un enlace químico con cada compuesto y con el propio piso. El enlace químico crea un material plástico rígido que es duradero, resistente a la degradación y se une excepcionalmente bien a su sustrato.

El piso epóxico es una solución química versátil que es práctica, duradera, altamente resistente al impacto y personalizable para cualquier espacio. Ya sea que necesite una entrada elegante para un restaurante o una superficie que resista el trabajo industrial, hay un sistema de piso epóxico adecuado para ese espacio